Todo lo que debes saber sobre las calderas de pellets - Naturgy - Negocios y autónomos

Todo lo que debes saber sobre las calderas de pellets



Biomasa   12 mayo, 2016

Las calderas de pellets, y en general las calderas de biomasa, se han convertido en una alternativa interesante a la hora de planificar una instalación de calefacción o de generación de agua caliente. 
 

Existen variedades de todo tipo, desde pequeñas instalaciones individuales para aplicaciones residenciales con unos pocos kW de potencia hasta desarrollos muy importantes, como los District Heating que funcionan ya en nuestro país con potencias de varias decenas de MW. Las calderas de pellets son equipos sencillos, evolucionados y seguros que es preciso conocer para optimizar así su funcionamiento.

Tipos de calderas de pellets

Existen muchos tipos de calderas de pellets, cada uno de ellos adaptado a tipologías y usos distintos. En general se puede establecer una primera calificación dividiéndolos en:

  • Equipos compactos: Calderas diseñadas generalmente para usos domésticos, de pequeñas potencias, que integran todos los sistemas de alimentación, combustión, limpieza automática, encendido y control.
  • Calderas con alimentación inferior: Equipos adaptados a combustibles con bajo contenido en cenizas como los pellets.
  • Calderas con parrilla móvil: Calderas más sofisticadas, con mayor coste, que pueden utilizar biomasa con altos contenidos de humedad y cenizas y de potencias relevantes.

Lo que debes saber sobre las calderas de pellets

  • Almacenamiento: Las calderas de pellets, como calderas de combustibles sólidos que son, requieren un sistema de alimentación específico que permita un suministro continuo de los pellets hasta hogar, en el que tiene lugar la combustión. Si no consta de este sistema, tendremos que realizar una carga manual con las molestias y tiempo que esto conlleva. Esta alimentación automática y continua necesita un almacenamiento adecuado de los pellets, para poder contar con un nivel de autonomía adecuado. Así, deberemos tener en cuenta que, además de la superficie dedicada a la sala de caldera, será necesario contar con un espacio para el almacenamiento del combustible. Esta zona podrá estar anexa a la sala de los equipos o a cierta distancia. En ambos casos, esta circunstancia determinará el sistema necesario para transportar los pellets hasta la entrada de la caldera. Existen diversos procedimientos: desde pequeñas cintas transportadoras, a tornillos sinfín dentro de tuberías flexibles, pasando por complejos sistemas de aspiración neumática.
  • Localización: La localización de la sala de almacenamiento determinará también la forma de suministro de los pellets. En zonas accesibles se podrá optar por sistemas de descarga abiertos o con grandes sacos, y si la sala no tiene acceso desde el exterior habrá que elegir un sistema de bombeo a presión mediante un camión cisterna.
  • Mantenimiento: Los equipos de generación de calor mediante pellets tienen un alto grado de automatización, pero siempre será necesario contar con un servicios especializado de mantenimiento y limpieza. Por ejemplo, aunque la caldera cuente con sistema de control de cenizas, estas deberán ser recogidas de forma periódica. También necesitan mantenimiento adecuado los sistemas de alimentación, las parrillas o los sistemas de llama piloto.
  • Pellets: Muy importante es la elección de los pellets. Si bien, hoy en día, la oferta de producto de calidad está garantizada, existen multitud de calidades que condicionan tanto el funcionamiento de la caldera, la cantidad de calorías aprovechables y hasta los residuos o cenizas generados por el proceso de combustión. Existe una normativa de referencia al respecto que es preciso tener en cuenta. La calidad del combustible también condicionará el precio del pellet, con los que el equilibrio entre costes y beneficios será siempre el objetivo a perseguir.

Guía de Calderas

rgpdactive desactivado

argssite - GNF