Futuro smart

Mesas con funciones extraordinarias, espejos interactivos con sensores de temperatura interior y exterior, baños inteligentes que regulan la temperatura y disponen de hilo musical, neveras que programan la compra… y un largo etcétera. La tecnología para el descanso y el bienestar quiere instalarse en nuestros hogares con el fin de satisfacer nuestras necesidades de comunicación, seguridad, gestión energética y, sobre todo, confort.

Futuro smart

 

Desde siempre, la tecnología ha estado al servicio del hombre sirviendo como motor de innovación y progreso. Desde el invento de la rueda hace miles de años a los aparatos interactivos más modernos que hoy gobiernan nuestros hogares, la investigación y el desarrollo han estado a nuestro lado con un único objetivo: hacernos la vida más fácil.
 

En ese sentido, la aplicación de la tecnología en el hogar hace años que se dirige hacia un horizonte de puro confort, seguridad y comodidad para las personas. El propósito es conseguir deshacernos de las tareas cotidianas más pesadas y trasladar estas preocupaciones a los equipos inteligentes. El reto, además, es crear aparatos eficientes y funcionales pero también estéticos, de manera que las soluciones tecnológicas queden bellamente integradas en la decoración del hogar.

¿Qué es la domótica?

Es la tecnología aplicada al hogar. Se trata de los equipos y aparatos inteligentes al servicio de las personas que viven en casa.

Hogares automatizados: los hogares del futuro

Un buen ejemplo de tecnología aplicada al hogar es el de las redes inteligentes, capaces de integrar de un modo automatizado y eficiente el comportamiento de todos los agentes conectados a ellas: generadores, distribuidores y consumidores. Gracias a ellas, el gasto en energía disminuye y el ahorro en la factura es muy considerable.
 

Los hogares del futuro se perfilan como lugares que podremos controlar de forma remota, en los que estaremos mucho mejor conectados (con internet en el espejo del baño o en la nevera), y dónde podremos disfrutar de funciones extraordinarias y experiencias de lujo con el mínimo esfuerzo.