dominio https://www.naturgy.es:443/servlet/
hilo navegacion-->NO

La moto eléctrica: libertad, confort y sostenibilidad

Imagina circular por la ciudad o por carretera con la agilidad y las comodidades de las dos ruedas, pero sin ruidos y sin humos. ¡El pulso entre las motos eléctricas y las de combustibles fósiles ha empezado!

La moto eléctrica

 

Contrariamente a lo que muchos creen, las motos eléctricas son ya las fuertes rivales de las motos tradicionales de combustión interna, a las que ya asimilan en prestaciones como la velocidad o la aceleración. Poco a poco, su expansión va ganando terreno en el mercado: a medida que los fabricantes toman conciencia sobre la necesidad del transporte limpio, la innovación tecnológica aumenta y por eso sus ventajas superan ya sus temidos inconvenientes.
 

Aunque son muchos los tabúes que hace falta romper, como su supuesta falta de autonomía, su elevado precio de adquisición o las dificultades de recarga, la realidad tecnológica las sitúa como la auténtica alternativa de movilidad sostenible del presente y del futuro.

 

Sabías que

¿Qué es y cómo funciona?

  • La moto eléctrica es un vehículo que, en vez de alimentarse de combustibles fósiles, funciona exclusivamente con energía eléctrica.
  • La batería se carga a través de los enchufes convencionales (hay motos con baterías extraíbles, que se pueden cargar cómodamente en casa). Además, cada vez hay más puntos de recarga públicos impulsados por ayuntamientos e iniciativas privadas.
  • No tiene tubo de escape; por eso no echa humos, no hace ruido y no contamina.
  • Su coste de mantenimiento es muy bajo porque no lleva filtros, aceite ni correas.
  • La autonomía de su batería depende de cada modelo de moto pero oscila entre los 70 y los 120 km por carga.
  • La velocidad que alcanza depende de la categoría de la moto pero oscila entre los 45 km/h y los 290 km/h.

Categorías de motos eléctricas

  1. Ciclomotores: son el equivalente a las motos de 50cc de gasolina. Su velocidad está limitada por ley a los 45 km/h y tienen una potencia que roza los 4Kw.
  2. Motocicletas urbanas (categoría L3e): son el equivalente a las motos de 125 cc de gasolina.
  3. Motocicletas grandes: pueden alcanzar hasta los 290 km/h pero están poco extendidas porque requieren baterías muy caras.