a) Dejarnos aconsejar

Las ESE (Empresas de Servicios Energéticos) pueden ser imprescindibles si se trata de llevar a cabo la modernización energética completa de una casa grande o una comunidad de propietarios. Se encargan de revisar todos los sistemas energéticos, recomendar y supervisar las medidas a tomar y evaluar los ahorros de energía conseguidos. Tienen una modalidad de pago de sus servicios que resulta muy interesante: el cliente no tiene que desembolsar dinero extra, sino simplemente pagarles con un porcentaje de la reducción de sus facturas de luz y gas.

 

Una auditoría energética profesional suele incluir medidas de la estanqueidad y de las fugas térmicas de la vivienda, así como una evaluación de las facturas y de los usos de la energía para detectar posibles puntos o pautas de consumo inútil.