Energía solar fotovoltaica y electricidad

Con la energía solar fotovoltaica podemos lograr la electricidad necesaria para iluminar una vivienda y utilizar todos los aparatos eléctricos del hogar.

  • Hay que tener en cuenta que el rendimiento de las placas es mayor cuando los rayos de sol inciden perpendicularmente en los paneles fotovoltaicos. Por tanto, una buena orientación de las placas es muy importante para poder aprovechar al máximo la energía del sol.
  • En esta superficie se genera una diferencia de voltaje que puede ser aprovechada conectando unos electrodos. De ese modo, se produce energía eléctrica en forma de corriente continua que es almacenada en los acumuladores, los responsables de subministrarla cuando el usuario la requiera.
  • Los reguladores de carga protegen los acumuladores de los daños irreparables que podrían generar una sobrecarga o una descarga total.
  • Finalmente, el inversor se encargará de transformar la corriente continua proveniente de los acumuladores en corriente alterna para el uso doméstico.

Cómo funciona