Termos eléctricos

¿Qué equipo necesitas?



Descubre cómo funcionan y cuáles son sus ventajas.



Los termos eléctricos son menos eficientes desde el punto de vista energético y económico en comparación con las calderas.



 
  
"El termo eléctrico es un tanque que se encarga de calentar el agua."
 
 
 

Tienen un alto consumo energético y, por consiguiente, un mayor coste del aislamiento para su correcto funcionamiento.
  
TIPS y consejos
para ser eficiente y ahorrar en la factura

agua caliente
Ajusta la temperatura del agua caliente entre los 30ªC y los 35ºC.
Instala perlizadores en los grifos, éstos inyectarán aire en la salida del agua haciendo que la sensación de caudal sea la misma, el consumo de agua se reducirá hasta un 60% y ¡el de la energía para calentarla!
 



 



¿Cómo funcionan?

Estos dispositivos calientan el agua mediante resistencias eléctricas. Ésta se acumula en el aparato, que se pone en marcha sólo cuando la temperatura de la misma disminuye, bien por el paso del tiempo o por su uso continuado y entrando así agua fría.

 
¿Qué equipo comprar?

Elige siempre termos que dispongan de un buen aislamiento. Si es posible, intenta usarlo con programador horario.



A tener en cuenta.


Los termos eléctricos no requieren inspecciones anuales como los sistemas de gas, y la temperatura del agua es constante. Funciona para cualquier caudal de agua por pequeño que sea. Al no necesitar ventilación, un calentador eléctrico puede instalarse en cualquier lugar de la casa.


 

 

"Los termos eléctricos son ideales para segundas residencias o en hogares con pocos miembros."

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para personalizar tu navegación y analizar tu actividad en la web con objetivos estadísticos y para mostrar publicidad. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Política de cookies