4 consejos para ahorrar energía en tu empresa


Ahorro para empresa 31 julio, 2020
 

¿Sabías que la iluminación supone el 50% de la factura eléctrica en locales comerciales y el 10% en las industrias? Por suerte, los avances tecnológicos han llegado para ayudarnos a regular, optimizar y ahorrar energía sin tener que limitar su uso durante el trabajo. Si a estos avances le sumas unos pequeños cambios en los hábitos de consumo, podréis empezar a disfrutar de las ventajas de lo que llamamos eficiencia energética.

Así, tu empresa no solo se beneficiará del ahorro económico, sino que también estará contribuyendo a cuidar el medio ambiente y mejorando su competitividad. ¿Te gusta cómo suena? Sigue leyendo y descubre consejos para reducir el consumo eléctrico ¡y empezar a ahorrar!

1. Instala reguladores de luz

Con los reguladores de luz podrás ajustar la intensidad de las lámparas en función de las necesidades y el tránsito del momento. De este modo, podrás optimizar la cantidad de luz que realmente necesitas, ahorrando de forma muy significativa. Un sistema de regulación constante, que aprovecha la luz natural y busca minimizar el uso de la artificial, consigue un ahorro de hasta el 40%. Son muy eficientes en edificios con un gran aporte externo de luz natural, como las oficinas.

2. Sectoriza la iluminación


Un almacén no requiere la misma iluminación que un escritorio. En este sentido, un estudio de los lugares de trabajo te ayudará a localizar las necesidades de cada espacio. Incorpora lámparas en zonas específicas y aprovecha la versatilidad de las bombillas LED, que presentan una mayor eficiencia y ahorro en la factura: hasta un 90% de ahorro respecto las luces incandescentes. Las bombillas de bajo consumo también son una buena opción y suponen un ahorro de hasta el 80% respecto las incandescentes. ¡Notarás la diferencia!

3. Evita el consumo fantasma

El consumo fantasma generado por los equipos de oficina en stand by disparan el gasto eléctrico hasta 400 kWh al año. Un solo ordenador portátil consume alrededor de 35 kWh al año, lo que en tu factura se traduce a 6 euros... ¿Cuántos portátiles tienes en tu empresa? Por suerte, solo es cuestión de apagar del todo o desenchufar de la corriente el máximo de equipos que sea posible: un simple gesto con el que notarás la diferencia.

4. No olvides la climatización

El mantenimiento, tanto del aire acondicionado como del sistema de calefacción, es clave para optimizar la climatización y el ahorro energético. Si, además, añades un termostato inteligente, tu equipo disfrutará de la temperatura adecuada y tú de la máxima eficiencia energética. Conseguirás un ahorro en consumo energético en calefacción, uno de los elementos que más consume durante el invierno, de entre un 15% y más del 40%, dependiendo del modelo de termostato que elijas.

¿Ya tenías en cuenta alguno de estos consejos de eficiencia energética? Aplicando estos sencillos gestos ahorrarás energía en tu empresa sin apenas darte cuenta. En definitiva, la clave de la eficiencia energética está en reconocer las necesidades de cada espacio de trabajo. A partir de ahí, solo tendrás que cambiar pequeños hábitos y aplicar los avances tecnológicos para optimizar el consumo energético.

Si además de estas medidas quieres darle otro empujón a la eficiencia de tu empresa, en Naturgy te ayudamos con nuestras soluciones energéticas diseñadas por y para negocios como el tuyo. ¡Que empiece el ahorro!