El crecimiento de las energías solar y eólica a través de los años


Fotovoltaica   04 septiembre, 2020
 

En el informe de Tendencias globales en la inversión de energías renovables 2020” ha quedado claro que la apuesta por la energía solar sigue creciendo y que, aunque haya un descenso en la construcción de instalaciones eléctricas respecto años anteriores, probablemente la nueva normalidad también tenga mucho que ver con un aumento de la sostenibilidad. Pero, tanto la solar como la energía eólica, cuentan con una gran trayectoria a nivel mundial, mostrándose incansablemente como caballos ganadores para la transición energética.

A día de hoy, China se erige como el gran productor mundial de estas energías renovables, pero lo cierto es que no siempre ha sido así, y en los últimos 30 años se han producido grandes cambios al respecto. En el canal Visual Data han desarrollado unos impresionantes gráficos dinámicos que reflejan todos estos cambios y permiten, en aproximadamente 3 minutos, hacerse una idea de los movimientos del sector en este aspecto

 

Los países con mayor producción de energía eólica

Entre los ochenta y los noventa, Dinamarca, Estados Unidos y Alemania protagonizaron la producción de este tipo de energía renovable. Si bien los daneses empezaron apostando muy fuerte por este tipo de energía, el gigante norteamericano entró pisando muy fuerte en el campo de las renovables, de manera que en 1993 prácticamente triplicaron sus cifras.

Para la llegada del año 2000 Alemania se consolidó como líder absoluto dejando a Estados Unidos en segundo plano hasta el año 2003, cuando España igualaba su posición para seguir escalando puestos hasta 2006, cuando Estados Unidos recupera el pulso.

Desde 2012 y hasta hoy, como comentábamos al principio, China lidera el ranking de producción de energía eólica, dejando claro que este recurso renovable, abundante y limpio sigue mereciendo más protagonismo en la producción de energía mundial.

Los beneficios económicos y medioambientales explican el desarrollo y evolución del sector eólico en estos países, pues mientras más avanza, más eficiencia y competitividad se genera en este sector.

Los países con mayor producción de energía solar

En cuanto a la energía solar, los datos recogidos en el gráfico reflejan su evolución desde 1990, muy vinculada al descenso de los precios de las instalaciones ya que, para producir este tipo de energía se necesitan tecnologías en constante evolución como la fotosíntesis artificial, la calefacción solar o la fotovoltaica, entre muchas otras.

En el gráfico se muestra cómo durante los 90 Estados Unidos adquirió un gran protagonismo, encabezando la lista de productores de energía solar -con una gran diferencia frente al resto de países- hasta 2001, cuando Japón comienza a ver los frutos del gran crecimiento de su inversión -que comenzó a destacar en 1993-.

Con todo, y como pasaba en el caso anterior, China ocupa un lugar preponderante en la lista de producción de energía solar desde 2010 y, de hecho, la solar es precisamente una de sus grandes industrias.

Cada vez más, la energía fotovoltaica se posiciona como la mejor opción para una empresa o negocioLa lista de ventajas y beneficios económicos y medioambientales son el argumento clave para elegirla: ahorro en la factura, aumento del valor empresarial, aprovechamiento del sol, ayudas y subvenciones, reconocimiento social y difusión del compromiso empresarial con la sostenibilidad.

España, por su parte, experimentó un notable ascenso en 2018, ¡experimentó un aumento del 97% en la potencia instalada! ¿Qué pasó ese año?  Se trata de la época en la que se eliminó el controvertido impuesto al sol y se instauró un nuevo marco legal que facilitaba la producción de energía solar.

 

Invertir y hacer uso de energías renovables, como la eólica y la solar, contribuye a la preservación del medio ambiente y a la reducción de la huella de carbono. Y es en este punto en el que tu empresa se posiciona como actor principal en la lucha contra el cambio climático, siendo un pequeño paso para tu negocio y un gran paso para todos: dando ejemplo, fomentando el valor de la sostenibilidad y abriendo camino hacia un futuro por y para todos.

Sea como fuere, ambas energías renovables continúan en auge, y seguirán dando mucho que hablar en los próximos años por ser dos muy buenas alternativas de generación de energía para el medio ambiente y de beneficios a nivel empresarial.