Aplicaciones industriales del gas: Secaderos - Naturgy - Negocios y autónomos

Aplicaciones industriales del gas: Secaderos


Eficiencia energética   22 abril, 2016


Estamos acostumbrados a las instalaciones de gas natural en los entorno residenciales de nuestras ciudades. Suministran combustible a las calderas que nos proporcionan calor y agua caliente sanitaria o nos permiten cocinar los menús diarios en restaurantes y domicilios.



Pero el gas natural es uno de los combustibles más utilizados también en entornos industriales, en todas aquellas instalaciones y procesos en los que se precise gran cantidad de calor, como hornos o secaderos.  Es en estos últimos en los que profundizaremos en este artículo.

¿Qué es un secadero?

Los secaderos son instalaciones industriales con un objetivo claro: eliminar o reducir las cantidades de líquido presentes en distintos productos. Normalmente se trata de eliminar el agua pero también es extensible a otras sustancias líquidas como alcohol o éter.

Podríamos definir los secaderos entonces como aquellas instalaciones industriales, o equipos, que eliminan o reducen la humedad de los productos utilizando energía calorífica.

¿Cómo se almacena el agua en los distintos productos?

Es relevante conocer como los líquidos entran a formar parte de algunos productos. En función de cómo se almacene esta humedad habrá que diseñar el proceso adecuado para su eliminación.

La humedad puede ir adherida de forma superficial al producto, puede ocupar parte de los intersticios o poros del mismo por capilaridad o puede formar parte intrínseca de su masa. El grado de dificultad en la eliminación es creciente respecto al orden de exposición.

¿Cuáles son las partes fundamentales del secadero?

De forma general los secaderos tienen tres elementos básicos.

  • Hogar: es el lugar en el que se produce la combustión del combustible elegido para generar la energía térmica necesaria para los procesos de secado.
  • Cámara de secado: se denomina así al espacio o zona en la que se realiza el contacto del aire caliente o gases y el producto a secar.
  • Ventiladores: equipos que impulsan el aire caliente a través de la cámara de secado para optimizar el proceso. Se diferencian los procesos en los que el material se mueve en el mismo sentido que la corriente de aire caliente, isocorriente, y aquellos en los que el sentido es a contracorriente.

¿Qué tipologías de secaderos existen?

En el mercado conviven distintas tecnologías encaminadas al secado de los productos. Nos interesan fundamentalmente aquellas en las que se precisa aire o gases calientes para la reducción o eliminación de los líquidos.

Distinguimos así en secaderos por conducción, en los que el producto entra en contacto con superficies previamente calentadas, secaderos con convención, en los que se produce un contacto directo entre el producto y el aire, o gases, calientes, y otros, en los que se utilizan la radiación, los procesos de vacío o las altas frecuencias para conseguir los objetivos buscados.

Secaderos de gas natural

Para las instalaciones de secaderos, como se ha podido deducir de lo expuesto hasta el momento, se pueden utilizar distintos combustibles para conseguir las temperaturas necesarias en los procesos de secado.

También aquí el gas natural se convierte en una alternativa de referencia.  Permite el calentamiento directo del aire de secado en condiciones óptimas de higiene, seguridad y  a costes reducidos.  Son una  opción preferente en el tratamiento de productos alimenticios y agroganaderos ya que no contaminan las materias tratadas.

El uso del gas natural además proporciona una serie de ventajas:

  • Se puede controlar de forma precisa la temperatura y flujos generados al disponer de electroválvulas que dosifican el gas natural aportado al quemador.
  • Presentan rápidas respuestas ante requerimientos repentinos o puntuales, o ante maniobras de arranque y parada continuadas.
  • Ocupan poco espacio frente a instalaciones con otros combustibles.

Guía de energía fotovoltaica

rgpdactive desactivado

argssite - GNF