¿Es la calefacción de pellets una opción rentable? - Naturgy - Negocios y autónomos

¿Es la calefacción de pellets una opción rentable?



Biomasa   29 abril, 2016

Los pellets constituyen una de las presentaciones comerciales de la biomasa  más utilizadas debido a su facilidad de manejo, limpieza y fácil distribución. Se comercializa en varios formatos por lo que desde el usuario domestico hasta los grandes consumidores pueden obtener fácilmente su combustible de manera segura.


La calefacción de pellets ha tenido una gran aceptación en el mercado nacional, tanto en instalaciones individuales, en salas de calderas como en aplicaciones de tipo industrial.

A la hora de decantarse por un combustible u otro para un sistema de calefacción habrá que estudiar diversos factores y entre ellos, por supuesto, el económico.

Es difícil hacer una estimación de los costes de un sistema de calefacción alimentado por pellets ya que el precio de este combustible tiene muchas variaciones. En primer lugar existen muchos tipos de pellets. En función de las maderas bases utilizadas en su fabricación, los niveles de humedad medios del producto o la granulometría del propio material se pueden encontrar distintos combustibles bajo la misma denominación. Cada uno de ellos con precios diferentes y poderes caloríficos inferiores distintos.

Otro de los factores que inciden directamente en el precio del producto es la forma de presentación. No tiene el mismo precio el saco de 15 kg, el bigbag de 1000 kg o el pedido de cinco metros cúbicos que se realiza a granel mediante camión cisterna.

También varían los costes en función del transporte. En algunas zonas existe gran variedad de suministradores con distancias medias bajas en la cadena de distribución mientras que en otras habrá que buscar proveedores más lejanos con el consiguiente incremento del precio del producto. Incluso puede darse el caso de que el producto tenga un coste cero, como cuando se utilizan pellets procedentes de procesos de transformación industriales.

La Agencia provincial de la energía de Burgos realizó un comparativo del coste del kWh para distintos combustibles siendo vencedor el pellet, muy igualado al gas natural y con clara ventaja frente al gasóleo y al propano. Para poder realizar comparaciones correctas habrá que tener en cuenta que los costes de las calderas de biomasa, así como alguno de los sistemas auxiliares, junto con su mantenimiento, son algo más elevados por lo que los periodos de amortización también serán más dilatados.

Pero la elección de usar pellets suele fundamentarse también en otros factores más difícilmente ponderables. El consumo de pellets, de biomasa en general, fomenta el empleo a nivel local, siempre que su procedencia esté acreditada, ya que su transformación, producción y distribución necesita mano de obra cercana. Su uso fomenta el cuidado de bosques y explotaciones forestales con lo que se contribuye al cuidado del medioambiente.

La gran ventaja de la biomasa radica en que desde un punto de vista normativo, su instalación repercute favorablemente en la calificación energética de la edificación ya que al ser considerados equipos que no emiten gases de efecto invernadero posibilitan certificaciones muy positivas.

Por esto los sistemas de calefacción de pellets pueden llegar a ser una opción rentable a largo plazo para  determinadas instalaciones generadoras de calor.

Guía de Calderas

rgpdactive desactivado

argssite - GNF