Salas de máquinas para calderas atmosféricas - Naturgy - Negocios y autónomos

Salas de máquinas para calderas atmosféricas



Calderas   29 noviembre, 2016

¿Sabías que la normativa que regula la instalación de calderas en edificaciones residenciales ha eliminado en los últimos años la posibilidad de hacerlo con calderas de tipo atmosférico? Las calderas atmosféricas sí están permitidas cuando se instalan en salas de máquinas, ya sea en edificios de tipo residencial o de tipo industrial o comercial, pero no en edificios residenciales, así que vamos a analizar las características técnicas de su instalación.
 

¿Qué son las calderas atmosféricas?

Aquellas que obtienen el oxígeno necesario para que tenga lugar la reacción exotérmica de generación de calor entre el combustible y el comburente en el mismo recinto en el que está ubicado el equipo. Esto supone que existe la posibilidad de que se emitan productos de combustión no deseados en el lugar en el que está situada la caldera, y esto podría suponer un riesgo para los vecinos.

¿Qué es una sala de máquinas o de calderas?

Aquel local o estancia en la que se sitúan algunos equipos de generación de calor. Es importante que conozcas las peculiaridades que deben cumplir estas localizaciones en lo relativo a la ventilación, la seguridad o las características de su instalación o dimensiones. Se incluyen también sus dispositivos auxiliares y accesorios con potencias mayores de 70 kw, y las salas anexas que comuniquen con el resto del edificio o con el exterior tendrán también la consideración de sala de máquinas.

¿Qué características deben tener las salas de calderas atmosféricas?

Lo primero y más importante es que deben contar con una puerta. No puede realizarse el acceso a través de una abertura en el suelo o en el techo, ya que sería peligroso.  Además, la sala tiene que tener una impermeabilidad menor de 1 l/sm2  bajo una presión diferencial de 100 mPa, salvo cuando den paso directamente al exterior. La puerta tiene que tener una cerradura de fácil apertura desde el interior, aunque haya sido cerrada con llave desde el exterior. Además, por la cara exterior tendrá un cartel con la inscripción “Sala de Máquinas. Prohibida la entrada a toda persona ajena al servicio”.

Otra consideración importante es que las salas no podrán tener tomas de ventilación que comuniquen con otras salas o locales cerrados y sus cerramientos no deben permitir las filtraciones de humedad. También dispondrán de un sistema de desagüe por gravedad o mediante bombeo que permita evacuar posibles vías de agua ante una emergencia.

Otro aspecto importante a valorar es la situación del cuadro eléctrico. Al menos el interruptor general de corte estará situado en las inmediaciones de la puerta principal de acceso, y no podrá desconectar el sistema de ventilación de la sala de máquinas, que contará con otro interruptor de corte independiente cerca de la puerta de acceso. Además el nivel de iluminación, o iluminancia, de la sala será de al menos 200 lux, con una uniformidad media de 0,5.

¿Qué tamaño deben tener estas salas?

Las dimensiones de la sala deben permitir el fácil acceso a los equipos y dispositivos instalados, dejando suficiente espacio que permita el movimiento y el acceso a las partes de generación y las chimeneas. Por tanto, la altura libre mínima será de 2,5 metros, y la altura libre de tuberías y obstáculos sobre la caldera será de 0,5 metros.
También se deben respetar unas distancias mínimas entre los parámentos y ciertas partes de la caldera. Toma nota:

  • Entre la pared y el lateral de la caldera: 0.5 m.
  • Entre el fondo de la caja de humos y la pared: 0.7 m.
  • Entre calderas, cuando exista más de una: 0.5 m.
  • Entre la pared y la frontal  de la caldera: igual a la profundidad de la caldera con un mínimo de 1 metro.

En calderas de combustible sólido que deban permitir el acceso al hogar o el calderas y biocombustibles sólidos con recogida manual de cenizas, la distancia entre la frontal de la caldera y la pared: igual a 1,5 veces la profundidad de la caldera.

Ventilación en las salas de calderas

Deben contar con un sistema de ventilación suficiente, que podrá ser natural por orificios o conductos, o bien forzado. Los orificios deben estar situados al menos a 50 cm de cualquier otra apertura o rejilla de ventilación y contarán con dispositivos que impidan la entrada de cuerpos extraños en el sistema, para protegerlo de agentes externos. A continuación, vamos a analizarlos por separado:

  • Ventilación natural por orificios: Puede realizarse en salas de máquinas contiguas a zonas al aire libre. Contará con aberturas de área mínima de 5 cm2/kW de potencia térmica nominal. Es conveniente realizar distintos orificios en diferentes fachadas y a varias alturas para que las corrientes producidas realicen un adecuado barrido de toda la sala. En el caso de que en la sala se trabaje con combustible gaseoso, el orificio de entrada de aire se situará obligatoriamente con su parte superior a menos de 50 cm del suelo. Existirá otro orificio, con su lado inferior a menos de 30 cm del techo, con una superficie mínima de 10*A cm2 siendo A la superficie de la sala en metros cuadrados.
  • Ventilación natural por conductos: Si la sala de máquinas no tiene comunicación directa con el exterior a través de fachada, se pueden usar conductos de menos de 10 metros de recorrido horizontal para la ventilación natural. Su sección libre mínima, si tenemos en cuenta la potencia nominal instalada, será de 7.5 cm2/kW para tramos de conducto vertical y de 10 cm2/kW en conductos horizontales. Además, la superficie indicada de ventilación se dividirá en al menos dos aberturas: una cercana al techo y otra al suelo y siempre que sea posible, en paredes opuestas. En el caso de usar combustibles en estado gaseoso el conducto de ventilación inferior desembocará a menos de 50 cm del suelo. Si es más pesado que el aire el conducto debe ser ascendente.
  • Ventilación forzada: Cuando no sea posible utilizar fórmulas de ventilación natural será necesario optar por sistemas forzados mediante ventiladores de impulsión. Se deben colocar en la parte inferior de la sala para asegurar un caudal mínimo de 1.8*PN + 10*A  m3/h. PN hace referencia a la potencia térmica nominal instalada en kW y A a la superficie de la sala en m2. Su funcionamiento estará unido al de los quemadores de los grupos térmicos, de forma que funcionen de forma solidaria. Además, habrá que prever una salida de evacuación de aire situada a menos de 30 cm del techo y en el lado opuesto al de los ventiladores, de material no combustible y con dimensiones que garanticen sobrepresiones menores de 20 Pa. Las dimensiones mínimas de este conducto será de 10*A cm2, siendo A, como en otras ocasiones, la superficie de la sala expresada en m2, y con un mínimo de 250 cm2.

¿Qué te han parecido estos datos técnicos sobre la instalación de calderas atmosféricas? Recuerda que es muy importante cumplir los requisitos de instalación para no tener ningún problema y aprovechar todas sus ventajas.

Guía de Calderas

rgpdactive desactivado

argssite - GNF