Gas Natural Licuado: por una movilidad vehicular sostenible



Movilidad Sostenible   02 julio, 2020

Como sociedad, el cambio climático es uno de nuestros mayores retos para el planeta. Sus consecuencias están cada vez más presentes y las acciones para combatirlas deberían ser prioridad en todas las agendas.

El uso de combustibles fósiles no respetuosos con el medio ambiente está directamente relacionado con la crisis climática actual.

El diésel, la gasolina o cualquier otro derivado del petróleo, son algunos de los principales causantes del problema y, si bien es cierto que su uso es cada vez menor, en el caso del transporte de mercancías, siguen siendo protagonistas.La principal alternativa para la transición energética, cuando hablamos de transporte de mercancías, es el Gas Natural Licuado (GNL).

El Gas Natural Licuado maximiza el rendimiento y autonomía vehicular, contribuyendo a la reducción de la contaminación medioambiental.

El GNL es el gas natural que ha sido procesado para ser transportado y almacenado en estado líquido a baja temperatura en plantas de licuefacción. Gracias a que no pierde ninguna de sus propiedades, ofrece grandes ventajas:

  • Traslado mucho más sencillo por su estado líquido 
  • Almacenaje más cómodo 
  • Reducción de las emisiones de dióxido de carbono.
  • Ahorro económico de entre un 20% y un 40%.
  • Optimización del rendimiento.

Teniendo en cuenta estos factores, en 2012 nace impulsado por Naturgy el proyecto GARnet, cuyo objetivo es analizar, tanto desde el punto de vista tecnológico como económico, cuáles son las mejores alternativas para permitir el desarrollo y despliegue a gran escala de una red de suministros de GNL como alternativa de combustible ecológico.

GARnet promueve la creación de una red de estaciones de suministro de GNL que de servicio a vehículos de largo recorrido que utilicen este combustible.

El objetivo principal del proyecto era la construcción de 7 estaciones de servicio GNL, cuatro de ellas fijas y tres móviles, a conseguir en 2014. La selección de ubicaciones se realizó en función de las rutas identificadas como prioritarias para el transporte terrestre de mercancías.
 
Hoy, se han sumado a la familia de la movilidad sostenible múltiples estaciones de repostaje repartidas por la totalidad del territorio. La última en unirse ha sido Molina de Segura. Con esta, ya son dos las estaciones de repostaje que facilitan el transporte de GNL y la atención al cliente en Murcia.
 
Nuestra iniciativa propone una alternativa ecológica y sostenible en cuanto a movilidad se refiere y trae consigo beneficios como la mejora de la calidad del aire (reduce en más de un 20% las emisiones de CO2) y la disminución de la contaminación acústica (hasta un 50% en comparación con el diésel).
 
El Gas Natural Licuado es una alternativa sólida de cara a la reducción de emisiones derivadas del transporte público y del vehículo privado y es que, para paliar una crisis climática lo más importante es plantear acciones sostenibles, ecológicas y, sobre todo, viables.